Link with options

Como obtenemos nuestro café

El café que cultivamos es de la variedad arábica (typica, caturra, catimor, mundo novo, bourbon y pache), el cual se ha adaptado muy bien en la selva alta peruana gracias a sus climas montañosos con presencia de lluvias a lo largo de todo el año. Esta variedad es considerada como un café más suave y menos amargo, que ha logrado posicionarse como el mejor café especial.

La producción se desarrolla con técnicas de cultivo amigables con la naturaleza preservando los bosques y evitando el uso de componentes químicos.

La cosecha de café se inicia entre los meses de marzo – abril empezando en las zonas cafetaleras de menor altura, concentrándose el mayor volumen en los meses de junio a agosto. La cosecha es selectiva y es realizada principalmente por mujeres.

El beneficio post cosecha empieza con el despulpado del cerezo, fermentado y lavado; siendo después secado de manera natural bajo el sol hasta alcanzar el nivel de humedad del 12%.

Posteriormente el café pasa por el proceso de pilado / trillado, donde se retira la cascarilla obteniéndose el grano de color verde, también denominado como “café oro”. Luego continuamos con el proceso de selección de granos por tamaños para obtener un tostado uniforme.

El tostado de café es un proceso físico-químico que permite que el café exprese sus propiedades organolépticas, es en esta etapa donde el grano aromático revela sus secretos. El café en grano verde es sometido a altas temperaturas por un periodo de tiempo determinado de acuerdo al perfil de tostado deseado y el método de preparación a utilizar. A lo largo del proceso el café libera aromas, sustancias grasas, disminuyen los azúcares y los ácidos clorogénicos.

Finalmente para disfrutar de Montcafé es necesario contar con la molienda idónea para el método de preparación deseado. Los productos son envasados en empaques diseñados para que nuestro café converse su calidad.

logo-montcafe[1] logo-montcafe[1] logo-montcafe[1]